Hay ciertos mitos sobre el Yoga comentemos, en esta primera parte, algunos de ellos.

Por ejemplo: “Uno tiene que tener “cierta edad” para practicar Yoga”.

¿Qué edad?, no son pocos los países que en sus escuelas integran el Yoga desde niños, en España cada vez son más las escuelas de Yoga que imparten Clases especificas para menores, también en nuestra zona.

Por otro lado, deportistas, artistas, famosos… y en general personas de todas las edades, lo practican e incluso presumen de ello.

Como profesor puedo aseguraros que hay una gran diferencia entre las personas que practican Yoga y las que no, sea cual sea la edad. Varios de mis alumnos pasan de los 80… y os sorprendería ver no sólo como funciona su cuerpo, sino su mente y su alegría de vivir.

Tampoco es cierta otra afirmación: “Hay que ser flexible para practicar Yoga”.

Esto es como si dijéramos que para aprender inglés, hay que saber inglés. El Yoga tiene, entre otras muchas virtudes, la de recuperar, mantener y aumentar la flexibilidad de nuestro cuerpo. Al contrario que con los idiomas, donde necesitamos muchas horas de dedicación hasta poder conversar con soltura; en el Yoga aprovecharemos sus múltiples beneficios desde el primer día.

Esto me da pie a citar otra idea que circula por ahí: “El Yoga es aburrido”.

Aunque el aburrimiento, al ritmo de vida actual, puede ser un gran placer, perdonar la ironía, no es el caso del Yoga. La práctica continuada del Yoga te lleva al descubriendo de ti mismo y de tus capacidades físicas, mentales y emocionales. Esto se consigue a un ritmo adecuado, sin prisas ni grandes esfuerzos; fluye por sí solo y produce un efecto de satisfacción personal mucho más allá de lo que podríamos pensar inicialmente.

Puedo aseguraros que descubrirnos a nosotros mismos, ser mas conscientes de cómo somos y sentirnos plenamente vivos, no es para nada aburrido. Es cierto que hay distintas escuelas y formas de entender el Yoga, pero en todas encontraréis una actividad muy gratificante y entretenida.

Personalmente soy miembro de la Escuela de Yoga Naradeva [ver web] y nuestro método de práctica del Yoga permite trabajar el cuerpo físico sin ser un Yoga gimnástico, equilibrar las emociones sin ser un Yoga psicológico, y conocer y centrar la mente sin ser un Yoga estrictamente meditativo. Nos gusta decir que es un Yoga Integral adaptado al tiempo y sociedad en la que vivimos.

En el próximo: “Aquello que el Yoga no es”, desgranaremos otras confusiones como que: “El Yoga es una religión” – “Hay que hacerse vegetariano para practicar Yoga” – “El Yoga es un deporte” – “El Yoga es cosa de hippies o de sectas”,…

Aunque nos parezca mentira que hoy en día existan todavía estas ideas respecto al Yoga, lamentablemente es así y entre todos tenemos la obligación de desmentirlas y/o aclararlas.

Daksha López – Profesor de Yoga
Escuela de Yoga Naradeva
Facebook